Hª EDAD MEDIA Península Ibérica: economía, sociedad y tecnología en la baja Edad Media

En esta última entrada sobre la Edad Media en la Península Ibérica vamos a ver ciertos aspectos de la sociedad y economía en la baja edad media. Estos aspectos son avances o cambios trascendentales que se dieron desde el siglo XI al XIV.


1. Cambios muy generales en la economía durante la Edad Media


El sistema productivo de la época era eminentemente agropecuario (y también posteriormente estará basado en el sector primario hasta la revolución industrial del siglo XIX), con una sociedad casi autárquica en que la propiedad privada estaba muy poco repartida. ¿Quién tenía todas las propiedades? la casta militar, desde las invasiones bárbaras, y en menor medida la Iglesia en los primeros siglos (conforme avance la Edad Media y lleguemos a la Edad Moderna la Iglesia se hará con más propiedades). 

FASE 1: PREDOMINIO DEL PAGO EN TRABAJO: el campesinado, que era la mayoría de la población, estaba sojuzgado totalmente a la casta militar, y tan solo había contadas ocasiones en las que los campesinos tenían algunas parcelas en propiedad. Los campesinos recibían tierras en usufructo (no eran sus propietarios), para que las trabajasen para los señores militares, a cambio de poder "disfrutar" de una parte de la cosecha que ellos mismo cultivaban. 
Las tierras no cultivadas, en forma de dehesas, prados, montes, lugares de caza...etc., se las quedaba el señor feudal para su uso y disfrute. Los campesinos tenían la obligación de trabajarlas y cuidarlas, y a veces podían disfrutar de cierto uso de ellas. 
Los campesinos aparte de pagar con la cosecha que cultivaban, también tenían que trabajar para el señor directamente: arreglarle caminos, construirle vallas, cuidarle sus animales, trabajarle otras tierras (de las que no recibían nada)...etc. Estos trabajos se hacían de sol a sol, y en la época se denominaban "renta en trabajo", era una manera de pagar con el trabajo. Por supuesto era a la vez una forma de total explotación. Los años gloriosos en los que abundó la renta en trabajo abarcan los siglos IX, X y XI.

FASE 2: PREDOMINIO DEL PAGO EN ESPECIAS: a finales del siglo XI, y sobre todo a partir del XII, el señor feudal entiende que es peligroso la concentración de jornaleros y campesinos en los días de renta del trabajo, porque a veces hay sublevaciones de campesinos. El señor entiende que se pueden conseguir rentas sin exponerse a peligros, así que de ahora en adelante los campesinos en vez de ir a trabajar directamente a la finca del señor, se quedan todo el tiempo en sus tierras cedidas en usufructo, pero a cambio en determinados días al año (coincidiendo a las cosechas, siega... etc.) esos campesinos tendrán que llevar a la casa del señor ciertas especies: un carro de heno, conejos, gallinas... en cantidad equivalente a lo que antes trabajaban en las tierras del señor. Ahora se paga el total de la renta en productos. Hay que dejar claro que esto no supone que se elimine al 100% el pago en trabajo, sigue existiendo pero ya no es mayoritario.
Por su parte el señor reorganiza sus propiedades, parcela mucho más sus tierras y mete nuevos siervos. El señor prefiere tener sus propiedades más divididas y mejor cultivadas, que grandes extensiones de terrenos mal trabajados. 
Este sistema de pago total de la renta en productos abundará desde finales XI, pasando por todo el siglo XII, hasta finales del XII. 

FASE 3: APARICIÓN DEL PAGO EN MONEDAS: es cuando se produce la tercera conmutación de la renta, pero hay que decir que no se da en todos los lugares, por ejemplo, en Europa Oriental estas formas son muy escasas. Cuando la economía durante la Edad Media se dispara, los señores feudales quieren adquirir productos de lujo que llegan desde oriente y otras partes del mundo. Evidentemente con gallinas no pueden comprar, así que lo que quieren es dinero. En estos momento ya han resurgido las ciudades, mercados y ferias. Estos mercados y ferias ofrecen artículos de lujo que no los dan los campesinos o que no hay en el reino: seda, armas bien trabajadas, buenos caballos.... y otro sin fin de artículos. Con dinero si pueden comprar y adquirir. Los señores obligarán a los campesinos a que paguen al menos una parte en monedas, y serán los campesinos los que tendrán que llevar gallinas, cereales y otros productos a estos mercados, con el fin de venderlos y cambiarlos por monedas con las cuales pagar a su señor en metálico. 


2. El origen de los gremios y el renacer de las ciudades


¿Quiénes habitan estas ciudades que han resurgido del letargo desde época romana? los desarraigados, los que en origen eran campesinos y habían perdido las tierras. Ellos viven de lo que hacen, es decir, de hacer cuchillos, de fabricar cordeles, de la carpintería, del trabajo de los tejidos...etc. Todos esos personajes, que en principio han salido del campo, se van a instalar en lugares estratégicos como son los cruces de caminos, que son lugares donde hay tránsito de gente, donde es fácil vender los productos que realizan. Más tarde vendrán los ladrones y salteadores, por lo que estos artesanos y trabajadores colocarán sus tenderetes al lado de un castillo o una ciudad o un gran monasterio, para que los defendiesen y a cambio ellos pagarían contribuciones. Además de esta forma el monasterio, ciudad o castillo, podían comprarles sus productos, y tenían así una fuente de abastecimiento cercana. Así surgen las ciudades episcopales, las monásticas....etc.

Estos artesanos, ¿cómo se organizarán? Pues copiando el modelo de sociedad que ven en sus días, ¿qué ven? el feudalismo y la casta militar, por lo que se organizan como ellos, en los llamados gremios. Como no tienen armas, ni ejército pues se agrupan por especialidades y categorías. Por ejemplo, en una ciudad una calle estará ocupada por una rama de especialistas (por ejemplo, los herreros). En esa calle pues habrá muchos maestros, que a su vez tienen una jerarquía dentro de su casa. Ellos van a coger gente que quieran aprender, darán títulos de aprendiz y oficial, estableciendo tres niveles de jerarquía. Las relaciones entre maestro y aprendiz, son relaciones feudales. El maestro le enseñará el oficio, poco a poco, pero a cambio, este hombre que ha entrado en el taller estará subordinado a él, y vivirá en su casa bajo sus órdenes. Se hacen exámenes para llegar a oficial, pero el examen más difícil es el que se hace para llegar a maestro. En el examen de maestro, el oficial aspirante tiene un tiempo limitado para hacer un producto excepcional, los maestros luego examinan este producto creado, y si todos están de acuerdo, el oficial se convierte en maestro, y tiene derecho a abrir su propio taller. 
Respecto a los aprendices, estos comienzan haciendo recados y tareas simples como limpiar el taller. Pero no todo son beneficios para el maestro, ya que éste tiene unas obligaciones con respecto a aprendices y oficiales: está obligado a vestirlos, alimentarlos y darles cobijo, todo ello en casa del maestro. Cuando llegan a ser mayores y casi maestros, el maestro se preocupará por depararle una mujer de su estatus, es decir, el maestro elige tu matrimonio (como vemos son relaciones totalmente feudales). 
Estos gremios también están coaligados entre sí, como si fuesen cofrades, en consecuencia, se comprometen todos ellos y además de manera religiosa (tiene cada gremio un patrón). Están obligados a ayudarse unos a otros, por ejemplo, cuando un miembro de un gremio caiga en la penuria, deberá ser ayudado. Si alguno de ellos muere, y dejase algún huérfano, todos los maestros de un mismo gremio, se preocuparan de que el huérfano pase de casa en casa, aprendiendo el oficio,  y será cuidado y alimentado. Es una estructura cerrada, con maestros que gobiernan toda la vida de sus trabajadores, pero que reporta beneficios a los trabajadores. Lo habitual es que cuando un maestro tiene un oficial excelentísimo, lo desposan con su propia hija. Además los gremios tienen mucho de endogamia, casi todos eran parientes entre sí, es un grupo cerrado. Lo que deben los oficiales a los maestros: servicio, trabajo, y fidelidad absoluta. Imitan las reglas feudales.
Herrero de llaves y cerraduras - Imagen de dominio público
Por último en este punto decir que la ciudad es literalmente un asco, casi una pocilga en la Edad Media. Por una puerta de la ciudad entran las materias primas: madera (para carpinteros, trabajos...), carbón (para la calefacción), curtidos, comida... Luego dentro de la propia ciudad se usan y trabajan todas esas materias primas. Todo se tira a la calle, por ejemplo el agua de tintar las telas, a la calle, los desechos, orina, excrementos... a la calle. Además es muy ruidosa, por ejemplo los artesanos del metal pegan golpes todo el día (para moldear los metales). Es ruidosa y asquerosa. Las filtraciones de todos estos líquidos y desechos acaban en los pozos para beber, y como cada casa tiene un pozo, muchas veces se infectan. De hecho la mayoría de las pestes provienen de las filtraciones y de beber el agua de los pozos. Entonces se propaga la peste, y hay que hacer hospitales. 
Por el otro lado, la ventaja de una ciudad era el gozo de ser libre, no tenías que vivir bajo las cargas de un señor. Además las ciudades acogen gente en estos períodos, y si escapas de la servidumbre de tu señor, y logras vivir durante un año en una ciudad, automáticamente quedabas libres de las obligaciones que tenías con tu señor. De hecho esto provocaba que en la Edad Media hubiese un dicho que decía: el aire de la ciudad te hará libre. 


3. Los mercaderes en la Edad Media


Estos surgen al mismo tiempo que las ciudades, y comercian con los productos de los artesanos. Artesanos y mercaderes son uña y carne. Cuando surgen las ciudades en el siglo XII surge el mercantilismo. ¿Cómo actúa un mercader? Pues supongamos que un mercader tiene 100 maravedís, pues con ese dinero acude a un artesano y compra zapatos por valor de 100 maravedíes. Se dirige a otro mercado distinto, en otra ciudad o reino, y pide mucho más dinero por esos zapatos. 
El mercantilismo conlleva estas ventajas, y desventajas. Pronto los reyes europeos, deseosos de ganar poder y sobresalir sobre otros señores feudales, encontrarán en los mercaderes unos aliados. Por ejemplo, el rey de Inglaterra, enamorado del mercantilismo, los convocaba (a los grandes mercaderes) en el parlamento. Una vez convocados les pedía dinero, y con ese dinero podía hacer una guerra, sin tener que esperar a la recaudación de especias e impuestos. A cambio los mercaderes recibían privilegios, y los reyes procurarán que su política exterior no solo sea favorable a los señores (conquistar tierra y más tierra), sino también a los mercaderes, y es por ello que les interesaba conquistar mares, canales, estrechos y rutas para los mercaderes, porque ayudar a los mercaderes significaba en última instancia tener más recursos y tributos.

¿Cuál es el secreto para que el mercantilismo marche bien y el reino se pueda beneficiar de ello? Comprar poco a los extranjeros y a la vez venderles mucho para que el balance monetario sea favorable al reino. Los metales son la garantía de futuro, y por ello los monarcas se preocupan por el oro, en el caso de Castilla fue Enrique IV el que metió más oro en el alcázar se Segovia, que era la sede del tesoro real.  Pero también se preocupó la Iglesia, y desde el siglo XIV la Iglesia comenzó a tesaurizar metales preciosos, pero en forma de útiles y objetos preciosos.
Pero ese dinero si solo se atesora, no tiene ninguna utilidad, no producen nada. Así pues se tiene que poner en circulación: el oro acumulado se dedica al préstamos, convirtiéndose todos en banqueros (reyes, Iglesia, mercaderes), que es la fórmula Dinero = Más Dinero, a través del cobro de intereses. Los intereses eran abusivos en la Edad Media, podían llegar a ser del 100% o más, por eso Alfonso X limitó el interés a no más del 15%, sino podía ser declarado como usurero.

Pero el acceso fácil al dinero provocaba que a veces se endeudasen muchísimo. Ejemplo lo tenemos en cómo el banco de Siena (el primero de Italia) se atreverá a prestar grandes cantidades de dinero a Felipe II. Como Felipe II no pudo devolver el préstamo, tuvo que entregar la ciudad de Florencia y sus rentas al banco como forma de pago. A veces a la hora de pagar, incluso tienen que empeñar las rentas de su propio reino, y los primeros que lo van a hacer van a ser los Reyes Católicos tras el cerco de Baza, suceso tras el cual la reina y el reino de Castilla quebró, se habían gastado todo el dinero en la conquista inicial de Granada. Acudieron entonces los reyes al pueblo, pidieron los reyes que todo aquel que dispusiese de 1000 o 2000 maravedíes, que lo prestasen, que ellos lo iban a devolver con un interés de un 10% o más. Extendieron para ello unas cartas que se llamaban juros. Sino devolvían el dinero en metal, te daban un papel que decía que te lo tendría que devolver tal recaudador de tal zona.

También la Iglesia se anima a convertirse en banco, y además de manera usurera, aunque fuera contra su propia ley. La Iglesia recurrirá a una técnica para poder ser usurera, y esto lo podemos ver mejor con el siguiente ejemplo: si alguien pide dinero para un almacén, los canónicos en vez de darle el dinero para el almacén, lo que hacen es que compran un almacén por ese dinero, y luego se lo alquilan por un 10% del precio del dinero. Cuando el hombre tiene el dinero, paga la cantidad que costó el almacén, y entonces se hace con su propiedad, pero lo que paga de alquiler no se descuenta del precio del almacén, es decir, si un almacén vale 10.000 maravedíes, y un artesano ha estado pagando un alquiler durante 20 años, si quiere comprar el almacén tendrá que dar 10.000 maravedíes, a pesar de que de alquiler haya pagado 20 años con un total de 20.000. Al final la Iglesia gana por partida doble. 

El comercio también tendrá gran influencia sobre la artesanía. Cuando el comercio vaya aumentando y se vayan demandando grandes cantidades de productos (sobre todo a raíz del descubrimiento de América), los comerciantes necesitarán muchísima más producción para satisfacer su demanda. Entonces los artesanos se ven obligados a incrementar su producción, y solo pueden hacerlo de una forma, mediante la especialización del trabajo. Hasta ese momento todo el producto  lo hacía una sola persona, ahora se descubre la división-especialización del trabajo por la cual uno se especializará en hacer suelas, otro en hacer cordones, otro en el betún...etc., si usamos el ejemplo de los zapateros. Es la fabricación en cadena. Los mercaderes se van fuera de las ciudades (para no estar bajo las reglas de los gremios), y allí en el campo contratan gente para que produzcan más a escondidas. Los mercaderes, por ejemplo, compran un caserío en el campo, meten allí diez mujeres, y las ponen a trabajar fabricando productos o manufacturando algo, por ejemplo, en este primer caserío imaginemos que solo batean la lata. En otro caserío meten a otras 10 mujeres que solo se dedican a hacer las madejas de la lana. Luego en otro caserío, con otras 10 mujeres, se dedican a tejer productos textiles: paños, vestidos...etc. En otro caserío se dedican solo al corte y confección. Es una forma de manufactura más rápida y efectiva, que rompe con el mundo feudal de la artesanía de las ciudades, es la antesala de la industria.


4. Avances tecnológicos


Los inventos más característicos del final de la Edad Media son el reloj mecánico y la imprenta, aunque otros importantes eran la brújula y la artillería, puesto que las armas de fuego surgen en la Edad Media, aunque en última instancia la pólvora comenzó a manejarse en China y no en Europa.

El Reloj Mecánico: supone el fin del monopolio que sobre el tiempo tenía el clero (monjes y clero con campanadas, o el imán musulmán con las llamadas). A través de las horas canónicas de la iglesia se regulaba el tiempo en las ciudades. Las horas canónicas eran: 

  • Laudes (a punto de salir el sol) o prima. 
  • Tercia (9:00). 
  • Sexta (11:00). 
  • Nona (12:00). 
  • Vísperas (16:00). 
  • Completas (21:00). 
  • Maitines era la una de madrugada, pero solo es una hora monástica. 
Las romanas eran horas cada 3 horas (prima, tercia y nona), las restantes eran irregulares, puesto que se calculaban con la luz del sol, así que en invierno las horas son más cortas, en verano las horas son más largas.  
Esta irregularidad tuvo su fin cuando los reyes se opusieron a que el clero tuviesen el monopolio del control del tiempo. El fin de las horas establecidas por la Iglesia llegan con la invención del reloj, aunque su introducción no llegó a todos los sitios, ni llegó este invento a la vez en todos aquellos lugares donde se introdujo. Hacia el siglo XIII se inventa el reloj mecánico. Los reyes franceses fueron los primeros en guiarse por el reloj, el primero de los cuales fue colocado en en París. La Iglesia tenía que tocar las campanas cuando lo marcase el reloj. Se estableció a partir de ese momento un horario oficial marcado por el rey, que vino bien a los mercaderes y artesanos, puesto que ya las horas duraban lo mismo en cualquier época del año. 

Otro invento importante era la imprenta, que implicó una gran difusión del saber. La imprenta será el enemigo número uno de la Iglesia ya que supuso que perdería la exclusividad a la hora de escribir libros. Hasta ese momento los libros se escribían en el monasterio, pero a raíz de la invención de la imprenta cualquiera podía imprimir libros y además a una velocidad que superaba con creces a la de cualquier monasterio copista. 
Además la biblia solo estaba escrita en latín y cuando la imprenta se extienda empezarán a circular copias en lenguas nacionales de la biblia, lo que permitirá que mucha gente de baja extracción social acceda a la biblia traducida y pueda ver que la Iglesia no cumple muchos de los preceptos bíblicos. A partir de ahora el simple fiel se enterará de lo que dice Dios de primera mano, entre Dios y el hombre ya no va a ser necesario un montón de intermediarios: papa, cardenal, arzobispo, obispo, vicarios, párrocos...etc. De la noche a la mañana sobran todos, uno puede saber de Dios sin tener que acudir a la iglesia. Es por ello que la imprenta jugó un papel básico a la hora de la reforma de Lutero y otros protestantes durante la Edad Moderna. 

Y ya con esta entrada finalizamos las explicaciones sobre la Edad Media en la Península Ibérica.

¡Feliz Sábado!  - Hacer historia, aprehender la historia, aprendes la historia
20/Agosto/2016

VOLVER AL ÍNDICE HISTORIA EDAD MEDIA PENÍNSULA IBÉRICA

No hay comentarios:

Publicar un comentario