Hª EDAD MEDIA Península Ibérica: la hegemonía del reino de Navarra durante la primera mitad del siglo XI a manos de Sancho III el Mayor de Navarra

En esta entrada volvemos a la fitna, con la desintegración de Al Andalus recordamos que los gobernantes cristianos se aprovechan de la situación para obtener plazas importantes. Los primeros en beneficiarse de la crisis del califato y de su desintegración, fueron el conde Sancho García de Castilla (995 - 1017) y el conde Ramón Borrell de Barcelona (993 – 1018), son beneficiados relativamente, uno y otro ayudaron a los partidos en contienda. Los catalanes se hicieron con el saqueo de Córdoba, mientras que el conde castellano ayudó al componente berberisco, y recibió a cambio las famosas fortalezas de la línea del Duero, como San Esteban, Clunia, Osma, Gormaz... etc.


1. Situación desventajosa de Navarra respecto de los demás territorios cristianos


Pero Navarra no se quedó atrás, su rey Sancho III el Mayor de Navarra (1000 – 1035), tan pronto como se enteró de la entrega de esas fortalezas cordobesas del Duero a Castilla, escribió a Córdoba con amenazas exigiendo otras fortalezas cercanas a su reino, y Córdoba le concedió lo que pedía. No sabemos qué fortalezas eran, pero posiblemente fueron las de Funes, Onsella y Uncastillo, todas ellas entre Navarra y Zaragoza. 

Pero Navarra, a diferencia del Castilla o de León que tuvieron muy fácil su expansión contra los musulmanes, se verá frenada por la taifa más poderosa de la península, que era Zaragoza (la Marca Superior). Mientras que León se expandía por el actual Portugal fácilmente, Navarra tenía en sus fronteras a la Marca Superior, la gran bestia del reino de Pamplona, pero también lo será del futuro reino de Aragón. Fue Zaragoza (antes con los Ben Qasi, después con los Tuchibíes y tercero finalmente con la dinastía Ibn Hud), el enemigo más duro de todos estos estados pirenaicos, ya que defendieron la capital con fiereza. Por ejemplo, un bastión como Toledo se conquistó en 1085, antes que la propia ciudad de Huesca o de Tudela, ya que estas dos últimas pertenecían a Zaragoza.

Los demás territorios cristianos tuvieron problemas, pero eran de índole interno o ajenos al mundo musulmán a la hora de expandirse, nunca problemas como encontrarse un enemigo musulmán fuerte como lo era Zaragoza. Estos problemas de índole interno fueron por ejemplo minoridades de los reyes o condes (subir al trono siendo un niño) como a la muerte de Ramón Borrell de Barcelona o Sancho García de Castilla, que sucedieron niños. El ejemplo más claro de esto fue Alfonso V de León (999 – 1028), primero porque tuvo que ocuparse de una invasión de piratas vikingos en los ríos Duero y Miño, y después se vio en la necesidad de recuperar las tierras entre los ríos Cea y Pisuerga, tierras que vienen a ser la provincia de Palencia en la actualidad (a grosso modo), y que le había arrebatado el conde castellano. Además Alfonso V tuvo que someter a todos los condes leoneses que actuaban y eran condes pro-castellanos, sobre todo en Monzón y Saldaña, y todo este empleo de fuerzas en estos asuntos le impidió haber sacado mucho más partido a la gran crisis de Al Andalus. Siendo muy joven, Alfonso V murió en el sitio de Viseo alcanzado por una saeta musulmana. 


2. Sancho III el Mayor de Navarra (1000 – 1035)


Lo primero que hay que mencionar de su reinado (aparte de que consiguió las plazas musulmanas de su frontera gracias a las amenazas a Córdoba), fue la fijación de fronteras y el encajonamiento que sufrió debido a que los Condados Catalanes y Castilla se vincularon mediante un matrimonio en 1015: Berenguer Ramón el Curvo casó con la hija del Conde Castellano Sancho García, llamada Sancha Sánchez, y todo esto se hizo con los buenos oficios del Taifa de Zaragoza Al Mundir Ibn Yahya, que les ofreció la ciudad como lugar de encuentro y desposorio. Un acercamiento que le venía bien a Cataluña para salir de la arrinconada política catalana y tener relaciones con otros territorios cristianos. Este matrimonio fue interpretado por Sancho III el navarro como una tenaza entre Castilla y Cataluña (y posteriormente lo que sería Aragón) que frenaría su expansión hacia Al Andalus, como de hecho pasó.
Reconstrucción de cómo sería Sancho III el Mayor de Pamplona
(Autor foto: Cenobio Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.
Si hay algo en lo que destaca Sancho III es que fue un fuerte opositor al feudalismo, hizo una gran reorganización de su reino, creando un sistema de tenencias que no permitía que los nobles hereden feudos, ni las rentas, ni tenerlos siquiera durante toda su vida... etc. Va a dividir Navarra en un mosaico de territorios, y al frente de cada territorio pondrá una fortaleza a la que pone un gran señor de confianza suya, y ese señor tenía una serie de funciones: 
  • Militar, la defensa del territorio. 
  • Recaudar las contribuciones de los habitantes de su territorio. 
  • Mesnadas: si el rey convocaba una hueste para ir a la guerra, los señores tenían que acudir con las mesnadas, pero no en sentido feudal. 
El rey podía hacer lo que quisiese con el señor: tenerlo un año y luego trasladarlo a otra tenencia, o si se había ganado la confianza del rey, dejarlo 5 o 10 años como tenente de ese sitio. Un señor solo estaba toda la vida en un territorio si daba muestras constantes de fidelidad absoluta, y aún así, a la muerte del señor no heredaba esa tierra su hijo. Los señores no podían echar raíces en esos territorios (ni asentar a su familia) lo cual evitaba el feudalismo y convertía a Navarra en un territorio más avanzado y más poderoso, aunque como ya veremos este sistema se desmoronará bajo reinado de su nieto.


Política eclesiástica de Sancho III el Mayor de Navarra: también se dedicó a una política eclesiástica europeísta, ya que hasta el siglo X en la Península Ibérica cada monasterio era una unidad gobernada individualmente, sin dependencia... etc., pero desde finales del siglo X y principios del XI la Iglesia católica se da cuenta de que de esa forma no controla los monasterios, así que conseguirán la unión de todas las abadías bajo el mando de un solo abad: el abad de Cluny (localizado en Francia). Esto es conocido como la reforma de Cluny.
Lo que se trata es de crear un gran señor feudal eclesiástico, que es el abad de Cluny, que se comporta como el único abad de todas las abadías de toda Francia, Inglaterra, norte de Italia e Hispania. Él gobierna el resto de los monasterios, y el abad de Cluny tiene la misión de recorrer todas las abadías de la orden de Cluny y vigilar que se haga lo que él y la Iglesia católica deseen. Es totalmente feudalismo, ya que cuando una persona se convertía en monje, le tenía que hacer un juramento de fidelidad (de rodillas) al abad de Cluny.
Los monasterios clunyacenses son la institución que más copiaron al feudalismo en su momento, ya que todo el poder económico de todas las abadías lo supervisaba el abad de Cluny. Es la primera orden de la iglesia, es el primer ejército de abadías que obedecen a un solo abad, el poder de la orden de Cluny es inmenso, y se convierte en la mayor potencia económica de Europa (todas las mejores tierras estaban en posesión de monasterios cluniacenses). Los monjes de Cluny darán el golpe de estado más controvertido de esta época, cuando se apoderen del Vaticano. Los abades de Cluny estarán por encima del Papa en poder.

Sancho III el Mayor de Navarra, entra en contacto con Cluny, se puede entrar como bienhechor de la orden y como socio de la orden. De hecho, su hijo Fernando I de Castilla y León estaba metido en la orden. En la propia casa de Cluny se invocaba y rezaban por los reyes de Hispania. El dinero que les entregaron los reyes de las parias fue ingente, muchas abadías cluniacenses en agradecimiento fueron decoradas con las armas de Castilla y León. 
Sancho III el Mayor les da el control de la ruta de Santiago, dándoles tierras junto al camino de Santiago, hasta que llegaron a controlar toda la ruta. Sancho III se dedicará a hacer más transitable el camino.


- Política exterior de Sancho III respecto a Al Andalus: respecto a la lucha contra el islam no tuvo más remedio que usar el sistema de rapiña. El reino de Sancho III no tenía demografía suficiente como para poblar territorios conquistados. Los ataques a los musulmanes tenían casi el único fin de obtener parias, tributos en metales preciosos.
Es raro que se consigan conquistar grandes extensiones, pero cuando se consiguen la debilidad demográfica cristiana es tan grande, que provoca que se vean obligados a que los musulmanes permanezcan en el territorio conquistado por los cristianos, con garantías de sus vidas, de libertad, de conservar bienes muebles e inmuebles, de mantener su propia lengua propias costumbres...etc. Lo único que hacen estos musulmanes conquistados es cambiar de dueño, surgiendo de tal forma el fenómeno mudéjar (musulmanes sometidos a los cristianos). No los presionarán ni con imposición de una lengua, ni con la imposición de costumbres. Por todo ello objetivo principal del siglo XI no será conquistar tierras, sino sobre todo obtener parias de los reyes de Taifas. 


- Política exterior de Sancho III respecto a Castilla:
Pero el hecho más importante del reinado va a ser la anexión de Castilla, en el transcurso de una minoridad, ya que el gobernante de Castilla era Sancho de Castilla quien murió en 1017. A su muerte le sucedió un niño de 7 años en el condado, llamado el Infant García. Hay que decir que desde el siglo X y con el conde Fernán González empezó a independizarse Castilla, ya que era una zona que tenía y sufría el peligro de la Marca Media (Toledo) y de la Marca Superior  de Zaragoza. Las aceifas musulmanas iban dirigidas hacia la zona castellana. Estos ataques venían de improviso, y los castellanos tenían que avisar al rey de León o el de Asturias (según la época) y estos reyes aveces llegaban y aveces no. Los condes castellanos se dieron cuenta que iban a depender de ellos para prevenir el peligro, y necesitaban involucrar más a su exigua población. En estos momentos, en el siglo X, Castilla no disponía de caballeros, solo infantes para la guerra, puesto que habitaban en zonas montañosas. Los condes castellanos van a procurar crear una caballería, van a dar praderas y lugares de pasto a muchos infantes, para ascenderlos de categoría social y para que pudiesen mantener caballos con los cuales formar caballerías. Estaban a la orden del conde y eran recompensados también con el botín o tierras que conquistaban. Así Castilla creará una sociedad diferenciada de León, ya que en León había grandes señores, con siervos...etc., mientras que en Castilla había más libertad de movimiento. Al final Castilla construyendo un ejército consiguió la independencia de facto (no de iure), de los leoneses. 

Sancho III el Mayor, inmediatamente dirigió su atención hacia estas tierras, cuando se produjo la muerte de Sancho García y dejaba el gobierno en manos del Infant García. Sancho III el Mayor conocía bien Castilla a causa de que su madre Doña Jimena era reina leonesa, su mujer era castellana y hermana del Infant García, y su abuela Doña Urraca había sido hija del conde Fernán González de Castilla.
Sancho III tuvo que invadir Castilla para pacificarla y para proteger a su cuñado el Infant García, ya que el rey Alfonso V de León quería aprovechar la minoridad del conde Infant García para recuperar los disputados territorios del Cea y Pisuerga. También tuvo que luchar contra los propios infanzones castellanos (nobleza de Castilla), que querían aprovechar la minoridad del Infant para usurparle derechos condales.
En la práctica Sancho III será el rey de los castellanos, de hecho los notarios de la época invocan al rey de Pamplona como rey de Pamplona Álava y Castilla (lo consideraban rey de Castilla aunque viviese el Infant).


- Política exterior respecto a León:
Sancho III consiguió todo lo que se propuso, y además buscó con la política matrimonial un arreglo con León, gestionando el matrimonio de su hermana Urraca con el joven rey de León Alfonso V. Este matrimonio celebrado en contra el consejo del Abad de Oliva, sirvió para suavizar las relaciones entre Pamplona y León.
Pero este equilibrio con León que había impuesto Sancho III el Mayor duró muy poco, porque en 1028 moría Alfonso V de León en el asedio de la ciudad de Viseo. La situación se complicó porque Alfonso V dejaba una minoridad en el reino: el rey Bermudo III de 11 años. Para más inri este Bermudo III no tenía ningún hombre-familiar próximo que le protegiese, solo contaba con su madrastra Doña Urraca, sus tías Elvira y Teresa, y su hermana Sancha.
Estas circunstancias son verdaderamente agravantes. Los desórdenes estallan con esta minoridad en el reino de León, porque los castellanos que están descontentos con el gobierno del rey de Pamplona que como recordemos estaba gobernando en Castilla, deciden abandonar Castilla para asentarse en León. Por otro parte los nobles gallegos aprovecharon la minoridad de Bermudo III para lanzarse al bandidaje y despojar las iglesias de sus tesoros.
Alfonso V de León - Imagen de dominio público
Sancho III intentará restaurar el orden en Castilla y en León con el matrimonio concertado entre el Infant de Castilla con Sancha de León (hermana de Bermudo III). Con este matrimonio el rey de Pamplona procuraba a su cuñado un matrimonio favorable, y los leoneses solucionarían uno de sus asuntos más espinosos de su política exterior que eran las relaciones con los condes de Castila, que se venían conduciendo como príncipes independientes y soberanos desde los tiempos de Fernán González. 
Pero este matrimonio proyectado con auspicios buenos, conduciría a una nueva crisis cuando el Infant García, entrando a la ciudad de León para celebrar los esponsales, era asesinado cuando una familia de exiliados alaveses provocó un tumulto en el pórtico de la iglesia de San Juan, tumulto en el cual el joven conde castellano fallecía el 13 de mayo de 1029. 
Los asesinos eran los hermanos Rodrigo e Iñigo Vela, descendientes de un conde Alavés que había sido desterrado de Castilla por Fernán González tiempo atrás, y aprovechaban la presencia del nieto de su enemigo para vengarse. Con la muerte de Infant García, desaparece la dinastía condal castellana, y Castilla sin conde, hace que los derechos de Castilla vayan a corresponder a Doña Mayor -también llamada Muniadona- (hermana primogénita del conde asesinado), quien estaba casada con Sancho III el Mayor, rey de Pamplona. Como las mujeres no podían gobernar, ella le transmite la potestad del gobierno de Castilla a Sancho III de Pamplona el gobierno de Castilla. Aunque Sancho III mandaba en Castilla desde que entró a pacificarla, ahora era por ley el gobernante legítimo de estos territorios.

Tras la aquella muerte asesinato, el rey de Pamplona tuvo que hacerse cargo del gobierno de Castilla directamente. El rey de Navarra no se intituló rey de Castilla, sino que hizo que su hijo Fernando cogiera el título de Conde de Castilla, y casó a su hijo con Sancha, hermana del rey de León Bermudo III. Este matrimonio si se celebró a fines del 1032. Fernando conde de Castilla (que tenía unos 20 años), con Sancha, hermana del rey de León, quien tenía unos 19 años. 


- Política respecto al territorio de Palencia:
Cuando hablamos de Palencia nos referimos a las tierras palentinas entre el río Cea y Pisuerga. Las tierras entre el Cea y Pisuerga estaban disputadas por León y por Castilla. Los nobles que habitaban estas tierras querían independencia de León y de Castilla. Sancho III el Mayor de Navarra se apresuró a convertirlas en un nuevo obispado, ya que Palencia había sido obispado desde época visigoda, abandonada en época musulmana, ahora se restaura con su antigua sede episcopal. Es como un estado amortiguador entre León y Castilla. Los Beni Gómez de Palencia ya jugaban sus bazas políticas para no caer ni bajo la égida del reino de León ni tampoco para caer bajo el poder de Castilla, y lo que hacían era aliarse con Al Andalus. Los condes palentinos estuvieron apunto de conseguir ser un estado independiente, pero la intervención de Sancho III cuando fue a restaurar la sede episcopal y convertir Palencia en un obispado independiente del de León y Burgos, contentó a los nobles palentinos.

¿Y la iglesia que papel jugaba en todo esto? La iglesia estaba presionando constantemente a los príncipes cristianos para que en los territorios que van conquistando a Al Andalus inmediatamente se restaurasen las sedes eclesiásticas. Una sede eclesiástica suponía muchos puestos de trabajo en la época: obispos, prelados, ayudantes, parroquias con curas, monaguillos...etc., y era ideal para enchufar a familiares y amigos. 


3. El testamento de Sancho III el Mayor de Navarra


Sancho III el Mayor después de todos estos avatares y después de unir en su persona un gran reino, regresó a Navarra, donde murió el 18 de octubre de 1035. Aunque aplicó los principios del derecho privado a la sucesión real en detrimento del público, los territorios los repartieron en función de su trayectoria histórica. El testamento dividió los territorios así:

  • Reino de Pamplona: había sido dado a Sancho III por herencia paterna. El Reino de Pamplona correspondía por tanto a su hijo García III, su primogénito. Es el reino patrimonial, sin divisiones. Hay que hacer hincapié en que el reino de Navarra había sido aumentado con Nájera (actual Rioja), que lo había conseguido Sancho III, y que había pertenecido a los Beni Qasi. Tendría Navarra dos capitales: Pamplona y Nájera (capital de La Rioja). En Nájera se fundará un monasterio, Santa María de Nájera, que será panteón de la familia real Navarra. Los reinos que no son patrimoniales (no son los reinos que  has heredado directamente), se llamarán “Acaptos” (es el nombre que reciben en el derecho de Aragón), capturados por política matrimonial o guerra. Con estos, puede hacer el rey lo que quiera, donarlos, partirlos...etc. Las tierras ganadas por nueva herencia eran de libre disposición. 
  • Condado de Castilla: lo recibirá Fernando I, el segundogénito. Este condado había sido también agrandado con Palencia, que será la dote que aportará Doña Sancha.
  • Condado de Sobrarbe y Ribagorza: será dado al hijo llamado Gonzalo, el menor de todos, que tuvo Sancho III con Doña Mayor de Castilla. Estos condados están justo debajo del Pirineo.
  • Condado de Aragón: pero había otro hijo, uno natural, que había tenido Sancho III el Mayor antes del matrimonio con Doña Mayor de Castilla. Este hijo se llamaba Ramiro, y que era realmente el mayor de todos en edad, solo que no lo tuvo en matrimonio, por lo que el hijo no era legímito. Al no ser legítimo, no tenía derecho a heredar territorio, este Ramiro tuvo una discusión con sus hermanos, conversación de la cual resultaba denigrada Doña Mayor de Castilla. Ramiro defendió más que los hijos legítimos el honor de su madrastra Doña Mayor de Castilla. Ella, cuando se enteró de que quien la había defendido había sido el ilegítimo, en agradecimiento Doña Mayor decidió acudir a una institución antiquísima: la PROFILACIÓN. Decidió profilarlo, es decir, ahijarlo. Para hacer eso, tenía que llevar a cabo una ceremonia complicada en la corte, que se hacía con el vestido de las profilaciones. Este vestido tenía unas mangas anchísimas, se colocaba el vestido Doña Mayor de Castilla, en un lugar donde lo viese la corte, y obligaba a Ramiro a entrar por una de las mangas, y salir por la falda del vestido. Se simulaba un parto de esta forma con la ceremonia de la profilación. Era una forma de convertir a un hijo ilegítimo en uno legítimo. Por lo cual Ramiro pudo recibir por parte del padre un condado: el condado de Aragón. En aquel momento, Aragón solo estaba formado por Jaca y los condados de Hecho y Ansó, ni Huesca pertenecía a Aragón, que era de los musulmanes todavía en 1035. Ramiro fue el primero que se proclamó rey del condado de Aragón. Es el origen del reino de Aragón. 
    Territorios cristianos a la muerte de Sancho III de Pamplona
    (Autor foto: Miguillen Fuente: wikipedia)
    This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International, 3.0 Unported, 2.5 Generic, 2.0 Generic and 1.0 Generic license.
Por último, todos los hijos recibieron los territorios con las mismas limitaciones de fidelidad, hacia la rama primogénita de Pamplona, aunque como veremos más adelante los hijos entraron en guerra entre sí.

¡Feliz Lunes!  - Hacer historia, aprehender la historia, aprendes la historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario