Hª EDAD MEDIA Península Ibérica: breve explicación sobre los reinos de Taifas

Los reinos de taifas son aquellos reinos musulmanes que surgen tras la descomposición de Al Andalus, como ya vimos cuando hablamos de la fitna (guerra civil). Estos reinos pasan por dos fases, una de fortaleza o más bien una fase en la cual gozan de relativa prosperidad, y una segunda fase en la cual están en franca decadencia, arruinados por el pago de parias a los cristianos, y siendo atacados militarmente por los reyes del norte. Vamos a hablar brevemente de ambas fases en esta entrada. 

Pero antes de comenzar cualquier relato, como va a ser muy breve lo que hablemos sobre ellas, quiero destacar cierta bibliografía para aquellas personas que deseen aprender más sobre estos reinos. 
Respecto a fuentes primarias (fuentes escritas en la época de las taifas), tenemos a:
  • Ibn Hayyan (988 - 1076): escritor que nació en Córdoba, su padre era secretario de Almanzor. Desde pequeño cultivó la poesía, religión (escritos de teología) y sobresaldrá como historiador. Su obra será el Kitab Al Muqtabis (libro de historia de Al Andalus). Obra de 10 volúmenes, de los que conocemos el 3º, 5º y 6º. 
  • Abd Allah (1075 - 1090): este autor es también el último rey zirí de Granada. Acabó en Marruecos donde escribirá sus memorias. El libro que él escribió está actualmente publicado con el siguiente nombre: “El siglo XI en primera persona: las memorias de Abd Allah, el último rey Ziri de Granada, destronado por los almorávides (1090)”. Edición y traducción, Levi-Provenzal
Pero no solo tenemos fuentes primarias, también poseemos fuentes secundarias, autores de época contemporánea que han trabajado el tema de las taifas. Entre ellos tenemos a:
  • Reinhart Dozy: con su libro “Historia de los musulmanes de España, hasta la conquista de los almorávides”. Leiden 1881. (1982 en España). Cuatro tomos. Dedica una gran parte de la obra a hablar de las taifas.
  • María Jesús Viguera: “Los reinos de taifas y las invasiones magrebíes”. Madrid 1992.
  • Claudio Sánchez Albornoz: “La España Musulmana”. Traduce las fuentes, árabes sobre la España musulmana, desde la invasión hasta expulsión en el S XV.


1. Antecedentes y primera fase de las taifas (1031-1057)


La época que nosotros vamos a ver en la presente  entrada es desde el año 1031 al 1086, desde la abolición del califato a la invasión de los almorávides. Pero las taifas se cuajan desde antes, desde las dictaduras, por el malestar que va surgiendo dentro del seno del ejército (berberiscos vs eslavos). Como ya vimos, a Abderramán Sanchuelo le tocó padecer la sublevación del amma cordobesa por haberse proclamado sucesor del califa ilegítimamente. Al mismo tiempo se alzaba un omeya, Muhammad Al Mahdi, como nuevo gobernante de Al Andalus, siendo proclamado por el amma. Muhammad mató a Sanchuelo, y el ejército comenzó a dividirse: 
  • El sector berberisco apostó por apoyarse en Sancho Garcés de Castilla. 
  • Los eslavos se vincularon a los condes catalanes.
Guerra civil, Muhammad al Mahdi, apoyado por los eslavos, se desvinculó de estas facciones del ejército, por lo cual eslavos y berberiscos, tuvieron que buscar asiento en los diversos territorios de Al Andalus, donde se instalaron y comenzaron a vivir un nuevo tipo de vida. 

Desde 1009 van a surgir los primeros reinos de taifas, las primeras taifas no fueron las eslavas ni berberiscas, sino que fueron las de las marcas de la frontera: Zaragoza (dinastía Ibn Hud), fueron los primeros en declarar la independencia; también Toledo, y por último dentro de las marcas fue Badajoz. Tras dar ese paso, los demás territorios comenzaron a proclamar también sus respectivas independencias, aunque se considera la abolición del califato en el año 1031 como la fecha oficial del inicio de las taifas, aunque realmente hubo taifas desde el año 1009. 

Características generales de esta primera fase de las taifas desde el año 1031 al 1057: 
  1. Se conservaron los territorios norteafricanos de época califal y con ellos también se conservó la ruta del oro. 
  2. También se conservan los intercambios de Al Andalus con otros países. 
  3. Se mantiene el reclutamiento de magrebíes (caballería, entre las tribus de los Zánatas y los Sinhaya). 
Es durante esta primera fase en la cual los eslavos se asientan en Levante, Almería, Denia y Baleares, siendo Baleares el último reino de taifa eslavo, y que se mantuvo hasta el año 1116.
También es esta fase en la cual los berberiscos se asientan en la zona sur, por ejemplo los ziríes fundaron la taifa de Granada, los berberiscos hammudíes se instalaron en Málaga, Algeciras, Ceuta y posesiones norteafricanas; los berberiscos de los zánatas se asentaron y fundaron la taifa de Ronda,  y la de Morón; y otros berberiscos se asentaron en Carmona, Huelva, Niebla, Badajoz, Santa María del Algarbe, Mértola, Silves.... (más de 20 taifas).
Los andalusíes bien de origen árabe, bien de origen muladí, se asentaron principalmente en tierras del interior, dando origen a las taifas de Zaragoza, Toledo, Sevilla...etc.
La alcazaba de Málaga se construyó en la época de las taifas andalusíes
(Autor foto: Hedwig Storch Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported, 2.5 Generic, 2.0 Generic and 1.0 Generic license.
Las taifas desde el principio incurrieron en algunos de los vicios de la época califal, los nuevos régulos, para mantener la situación, gastaron grandes cantidades de dinero en los ejércitos, en levantar castillos, construir fastuosos alcázares y abrillantar los reinados con el mantenimiento de cortes refinadas, frecuentadas por poetas y literatos. Prueba de este dispendio es la Aljafería de Zaragoza (palacio musulmán), o también algunas estancias del alcázar de Sevilla, como el patio de las muñecas. Incluso también la alcazaba de Málaga.
También, todos estos taifas se apartaron de la doctrina malikí, que había copiado las tradiciones y jurisprudencia de Medina, para adoptar otra doctrina más permisiva con su rumbo de vida, como fue la corriente Safihíta. Para mantener este rumbo de gasto y derroche a las taifas no les quedó más alternativa que recurrir a:
  • Impuestos ilegales o anticanónicos.
  • Confiscación de bienes de los rebeldes.
  • Anexión de otras taifas, las más grandes anexaban las más débiles y vecinas. Los abbadíes de Sevilla, con  Al Mutadid (1042 - 1069), se anexionaron Niebla, Santa María del Algarbe, Huelva, Morón, y Ronda.
El estado de guerra era perpetuo entre los taifas, además de tener muchísimas luchas internas. A pesar de todo, desde 1063, Al Mutadid se Sevilla se vio en la necesidad de pagar parias a Fernando I de Castilla y León. También, los ziríes de Granada, bajo el gobierno de Badis Ibn Habus (1038 – 1073), tomaron la taifa de Málaga en 1056. A Badis Ibn Habus se le debe la ultimación de la alcazaba de Málaga.


2. Segunda fase de las taifas (1057-1086)


Es el año 1057 el señalado como el inicio de esta segunda fase de las taifas. ¿Por qué es así? Bueno, tres razones principales marcan este año y el cambio de destino de las taifas:
  1. Se pierden las posesiones norte africanas a causa de que el norte de África es invadido por los almorávides, y se pierde el control de la ruta del oro.. 
  2. Con la caída de la ruta del oro, se sufre la devaluación monetaria (los dinares de oro se mezclan con plata, la moneda pierde valor y el interés por el comercio desciende, lo cual a su vez provoca que haya menos caravanas y comerciantes interesados en venir a ciertas taifas). 
  3. También comienzan a sufrir los reyes de taifas el pago de parias, ya que los régulos musulmanes empiezan a ser hostigados por las primeras cruzadas a manos de los cristianos, hasta perderse la ciudad de Toledo en 1086, lo que marca el final de las taifas por una razón que veremos. 
Esta fase de las taifas se inicia con serios problemas, tanto en el norte como en el sur, vamos a ver los problemas por separado según el hemisferio peninsular. Así pues es esto: 

- Problemas en el norte
En el norte las taifas se encontrarán con serios problemas porque los reyes de Aragón, Pamplona y Castilla, cada vez más en consonancia con las aspiraciones expansivas del feudalismo europeo y de la cristiandad occidental, desearon sacar el máximo provecho de la división interna en que se debatía Al Andalus, hostigando con sus ejércitos feudales a las taifas fronterizas. Así por ejemplo, tanto el rey Sancho IV de Pamplona, como Ramiro I de Aragón, conseguirán parias ni más ni menos que de la ciudad de Zaragoza, a cambio de servicios mercenarios o de alianzas y protección. 
¿Qué pasaba con Zaragoza? la taifa de Zaragoza se había metido en una guerra contra la de Toledo, entonces lógicamente el taifa de Zaragoza les pagaba grandes cantidades de oro a los reyes cristianos para que se aliaran con él en contra de Toledo. Esto supuso cuantiosas salidas de metales preciosos hacia los reinos cristianos, permitiéndoles acuñar monedas, con lo cual pagar más vasallos y con lo cual aumentar sus ejércitos con los cuales hostigar a los musulmanes a cambio de más parias (es un círculo vicioso). El segundo gobernante cristiano en acuñar moneda es Alfonso VI rey de Castilla y León tras la toma de Toledo en 1085 (como vimos los condes de Barcelona fueron los primeros). ¿Qué permitirá a los reyes cristianos afluencia de dinero hacia los reinos cristianos?
  • Mejorarán sus cortes.
  • Pertrecharán sus ejércitos con las últimas invenciones militares del feudalismo, además de levantar fortalezas. 
  • Introducir a lo largo del camino de Santiago el arte románico pleno (con la construcción por ejemplo de San Martín de Frómista, San Isidoro de León, catedral románica de Pamplona -que ya no existe-, o a partir de 1075 la de Santiago de Compostela). El románico es un arte de importación, que se implanta en España merced a las parias. 
San Martín de Frómista, en la provincia de Palencia
(Autor foto: Santiperez Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.
- Problemas en el sur
Venían a raíz del movimiento almorávide, que en 1058 se apoderó de Sigilmassa, se asfixió la ruta del oro. Por ambas razones, el sistema monetario andalusí entró en crisis, con una gran devaluación monetaria. ¿Qué hacen las taifas para paliar estas pérdidas? aumentaron los impuestos, algunos ilegales, cuya ilegalidad rápidamente fue denunciada ante el pueblo por los más ortodoxos: los malikíes. Sin embargo, la alarma cundió entre los taifas cuando en el 1064 la primera cruzada del frente occidental tomó la ciudad de Barbastro (en la provincia actual de Huesca), mientras que Fernando I de Castilla y de León se apoderaba de Coimbra (más allá del Duero, actualmente en Portugal).
La debilidad que los reyes de taifas mostraron frente al empuje cristiano, ocasionó que las autoridades religiosas y el pueblo reclamasen la unión de Al Andalus, y la ayuda almorávide. Incluso personas como Al-Bayi, recorrieron todo Al Andalus predicando a los régulos la necesidad de unirse y formar un frente común de islámicos vs cristianos, y este hombre se lo tomó tan a pecho que murió en Almería en el año 1081 concienciando a las gentes por todos aquellos sitios por los que pasaba. Sin embargo, el verdadero desastre que por fin conmovió a todo Al Andalus, y que por fin hizo reaccionar a los taifas fue la toma de Toledo, a manos de Alfonso VI en el año 1085.

Sí ya era tremendo que en la frontera tradicional cayese la capital de la Marca Media, todavía era más impactante el que al caer Toledo, quedaba ex-pedita a los ejércitos cristianos la ruta del sur hasta el mismo valle del Guadalquivir (Casilla territorialmente hablando, era un desierto, y Ciudad Real no existía -hasta la época de Alfonso X-, era Toledo el bastión que protegía el camino hasta el Guadalquivir prácticamente). 
Cuando los cristianos se hicieron con Toledo, los taifas más conscientes, como Al Mutamid de Sevilla, Abdalá de Granada (zirí), y Al Mutawakkil de Badajoz, decidieron enviar sus embajadas a los almorávides norteafricanos, solicitando su intervención en la península. Ellos manifestaban en las embajadas que se pondrían voluntariamente bajo la autoridad del emir norteafricano, y que juntos harían la guerra santa contra los cristianos. Al año siguiente, en 1086, los africanos cruzaban el estrecho de nuevo para volver a restaurar Al Andalus. 

¡Feliz Sábado!  - Hacer historia, aprehender la historia, aprendes la historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario