ARQ. GRIEGA: período Clásico. La cerámica de Figuras Rojas de Madurez.

En la entrada de hoy vamos a ver la cerámica de figuras rojas de madurez, evolución de los motivos que vimos durante la época arcaica, y que se produce desde el año 475 al 450 a.C. aproximadamente. Son los vasos áticos los que abundan dentro de este estilo, y las formas cerámicas que se fabrican bajo este estilo son numerosas: ánforas, stamnos, pelikés, lekythos...etc.

Van a ir renunciando a la organicidad de los motivos decorativos de los vasos para tomar como modelo las esculturas y pinturas de su época, copiando los maestros pintores de la cerámica a nombres famosos de su época como Mirón (escultor) o Polignoto (pintor de grandes pinturas, no queda nada en la actualidad). Se va a intentar dar realismo a las figuras, hasta incluso sentimientos, y se va a tener cuidado especial con la anatomía. Se domina en esta época ya el escorzo con el cual se gana tridimensionalidad en la pintura, se domina el movimiento en las figuras que de distribuyen por todo el espacio, y se meten pequeños elementos en el paisaje (piedras, troncos...). 
Como último dato general a añadir, decir que a la cerámica ática le sucede ahora lo que le ocurrió a los corintios tiempo atrás: se vende tanto que aumenta la producción para buscar ganar más, por lo que decae la calidad de las pinturas con lo cual pasan a venderse menos. 

En esta época también se conocen a algunos pintores de cerámica, puesto que ya se había puesto de moda firmar las cerámicas. Así pues el primer pintor que encontramos es Cleofrades. Era hijo del pintor de Amasis, y empezó a trabajar desde el año 500 a.C. aproximadamente. Es un pintor de formas grandiosas y monumentales basadas en la escultura. Presenta hábiles trazos finos para los contornos, y es capaz de transmitir sentimientos. Las figuras son características por sus narices largas, labios con rebordes negros, orejas de grandes lóbulos...etc. 
Es muy reconocida su pintura en el ánfora de Wurzburg cuya temática es la despedida de un guerrero (aunque otros dicen que es la llegada del guerrero a casa, aunque eso es un detalle insignificante). 
Otra pieza importante es la crátera de Harvard, en la cual sale representado Dionisos, y abundan los escorzos en la representación. Aquí todavía se representa a Dionisos con barba, como un anciano, posteriormente la imagen de Dionisos que pasará al colectivo será la imagen de un dios joven. 
Este pintor también realizó ánforas panatenaikas, como la conocida como ánfora Malibú

Pintor de Berlín es otro destacado artista. Se le conoce así a causa de una de sus ánforas, pero su nombre real no se conserva. Se sabe qué piezas ha pintado él debido al análisis de los trazos y todo lo demás que conlleva pintar algo. Este pintor prescinde de todo tipo de accesorios, es decir, solo pinta una figura o dos sobre un fondo negro. 

Onésimo es otro pintor contemporáneo. Él pinta escenas cotidianas y también dionisíacas, siempre alegres y con mucho humor, para el agrado de quien las contemple. Las figuras son refinadas y elegantes. Se especializa en la forma cerámica del Kylix. Sus obras más conocidas son el kylix del Louvre (donde se ve Atenea cuyo vestido tiene pliegues oblicuos), kylix de Bruselas (donde se aprecia a una joven con un caldero de agua caliente que va a bañarse, estando ella por lo tanto desnuda), kylix del Louvre II (un jinete montado a caballo enmarcado dentro de un círculo de grecas que solo está "roto" porque se superpone la cola del caballo)
Kylix de Onésimo
(Autor foto: Michael GreenhalghFuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic license.
Y el kylix de Boston en el cual se ve a un sátiro sentado en una gran ánfora.

Otros pintores menos conocidos son el llamado Pintor de Pan y el Pintor de Pentesileas. El primero recibe su nombre de una crátera en la que pinta a Pan (un ser mitológico) persiguiendo a un pastor, aunque en la parte de atrás de la crátera tiene también una escena donde sale Artemis mandando devorar a Acteon por sus propios perros. Esta última escena es una copia de una escultura.
El segundo pintor mencionado en este párrafo se conoce con ese nombre porque tiene un kylix cuyo interior está decorado con una escena en la cual Aquiles matando a Pentesileas. Es una escena bonita en colores, ya que usa el amarillo, castaño, dorado...etc. 

El último pintor que vamos a mencionar y del cual se conservan todavía algunas obras es el Pintor de las Nióbides. Es el artista que mejor capta la pintura mayor que existió. Gracias a las copias que él hizo en las cerámicas de las pinturas a gran tamaño de su época podemos hacernos una idea más exacta de lo que había en su época. Destaca una crátera que hay en el museo del Louvre en la cual se observa a Apolo y Artemis matando a los hijos de Nióbides (para ver una imagen de esta crátera haz clic AQUÍ). También hay otra crátera que tiene temas más pacíficos, como el descanso de los argonautas, sentados sobre rocas y cuyas figuras están a distintas alturas. Ambas composiciones son copias de pinturas de su época.

¿Qué fue de la pintura monumental griega? Hoy en día no queda absolutamente nada. Tan solo conocemos de este tipo de pintura por las copias que se hicieron en cerámica o escultura y por los textos históricos. El primer pintor del que se tiene conocimiento fue Polignoto, que vivió las guerras médicas y fue muy activo entre los años 475-447 a.C. Está considerado por sus contemporáneos como el creador de la pintura monumental. Era un hombre natura de la polis de Tasos y creció bajo la dirección de su padre (el escultor Aglaofón). En Atenas trabajó en la Stoa Poliké (pórtico pintado) donde pintó una escena de la destrucción de Troya. Consiguió la ciudadanía de Atenas gracias al excelente trabajo que realizó.
Se sabe que pintó una sala de un tesoro perteneciente a la polis de Cnido que estaba en Delfos, donde representó la Nekia, es decir, la bajada de Ulises al infierno, además de una Iliupersis (destrucción de Ilión, Troya).
En el siglo XX se quiso traer de vuelta a la vida algunas obras de Polignoto, así que el pintor alemán K. Robert hizo una reconstrucción de estas dos obras de Polignoto basadas en los relatos que conservamos sobre ellas. Se dotó de expertos pintores para que hicieran las figuras, además de fijó en el pintor de las Nióbides para conseguir más información. ¿Consiguió realmente lo que se propuso? Es imposible saberlo ya que una descripción de una obra jamás puede dar detalle de cómo es la pintura. Según Plinio, Polignoto fue el primer pintor en dibujar a las mujeres con vestidos semitransparentes, con la boca medio abierta y dejando entrever algo la sonrisa.

Parte de la reconstrucción de la obra de Polignoto que hizo Robert - Imagen de dominio público
Pues aquí terminamos. En la próxima entrada comenzaré a explicar la fase Plena del período Clásico.

¡Feliz Domingo!  - Hacer historia, aprehender la historia, aprendes la historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario