ARQ. GRIEGA: período Arcaico. La arquitectura arcaica dórica y jónica.

1. Algunos conceptos previos sobre arquitectura arcaica griega


Antes de empezar a ver ejemplos de templos reales voy a explicar cuatro cosas interesantes. Una de ellas es el conocido como canon del fuste. El canon del fuste de la columna (para ver qué es el fuste y todo lo demás, consultar la entrada anterior) son unos números que se corresponden a una sencilla operación matemática que se hace con ciertas medidas de la columna. 
El canon o relación se calcula dividiendo la altura de la columna entre el diámetro del tambor del fuste (siempre el inferior). Así pues, por ejemplo, el Partenón tiene una altura de columna de 10,43 metros, entre 1,91 metros (diámetro del tambor inferior), por lo que si hacemos la división entre ambas cantidades veremos que la relación o canon es de 5,46. 
Cuanta más relación o canon tenga un templo o edificio, más esbelto será. En cambio, a menor relación el templo o construcción será más chato. Los templos arcaicos tiene mucha menos relación o canon que un templo clásico. 

Respecto a la construcción de los templos en época arcaica hay que decir que es ahora cuando se deja de usar la madera. Ya vimos que antes de esta época no conservamos nada puesto que los templos se construían en madera, a excepción del basamento. En cambio en época arcaica los templos se construían con piedra caliza. Encima de la piedra caliza se colocaba mármol o estuco para dar un mejor y más bonito acabado. Todavía en época arcaica pocos o muy pocos templos podían permitirse el lujo de estar hechos en mármol completamente, luego en época clásica será común. 
También hay que decir que la imagen que tenemos hoy en día de los templos en blanco no es una imagen correcta. Los templos estaban totalmente pintados, o prácticamente en casi su totalidad. Por poner un ejemplo, en rojo se solía pintar el collarino, anillos de la basa, el equino, la tenia, la superficie inferior de la cornisa, la superficie lisa de las metopas y el tímpano. En azul se pintaban los triglifos, las régulas y las mótulas. En verde, amarillo, negro, marrón y dorado se pintaban las molduras de la sima, las cornisas, todos los relieves y estatuas. 

La iluminación de los templos era únicamente la que entraba por la puerta, a excepción de los rarísimos templos con ventanas, como son el Erecteión de Atenea y el Templo de Zeus en Labranda (actualmente en Turquía). 


2. Arquitectura arcaica Dórica


En este apartado vamos a ver ejemplos de templos dóricos arcaicos. Vamos a comenzar con el Templo antiguo de Prínias en Creta. Es un templo que no puede considerarse ni dórico ni jónico ni corintio. Está fechado en el siglo VII a.C., es pre-arcaico. Consta de pronaos con un pilar in antis (con antas exageradas) y una naos. Si haces clic AQUÍ puedes observar cómo era el templo y su planta. No tiene ni columnata ni frontón. 
La única decoración de la que disponía el templo era un relieve corrido en el que se muestra una fila de jinetes pequeños montados en caballos grandes, y en la parte superior del mismo había dos esfinges afrontadas. En la entrada del templo había dos estatuas femeninas sedentes, también afrontadas. 

Pasemos ya a un templo verdaderamente dórico, el Templo de Apolo en Themon. ¿Os acordáis cuando se vio el megaron A y megaron B en la ciudad de Thermon que eran de época geométrica y orientalizante respectivamente? Pues en esta misma zona, en época arcaica se construye un templo a Apolo. Está fechado en el 625 a.C., es tentástilo y períptero, como se puede observar si se hace clic AQUÍ. La cella es extremadamente larga, y está dividida en dos naves debido a una hilera de columnas. El templo tenía opistodomo. 
El templo prácticamente no se ha conservado absolutamente nada, tan solo restos de su decoración (a base de rosetas) con terracotas y con pinturas orientalizantes. También ha quedado alguna que otra antefija con forma de mujer.

Templo de Hera en Olimpia. Este templo está fechado en el siglo VII a.C., a finales del mismo. Es hexástilo y períptero, con pronaos y opistodomos dístilo in antis. La estructura interior de la cella está hecha a modo de capillas separadas por pequeños muros. Las columnas presentan éntasis y un equino muy aplastado, típico de la época arcaica. Para ver un plano de la planta del templo, clic AQUÍ.
Este es el templo en el cual Pausanias decía que en el siglo II todavía le quedaba una columna de madera. Actualmente lo que hay en pie está reconstruido. 
Templo de Hera de Olimpia 
(Autor foto: Matěj Baťha. Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic license.

Templo de Artemis en Corfú. Este templo es de principios del siglo VI a.C. Tiene un peristilo octástilo. La cella es muy alargada y estrecha, lo que le delata como templo arcaico, a pesar de que cumple el canon clásico de frontal X 2 + 1. Este canon clásico es que los templos tienen en los laterales el mismo número que las columnas de la fachada multiplicadas por dos y sumado uno. En este caso el templo tiene 17 columnas en un lado, y es octástilo, así que cumple el canon clásico (8 x 2 + 1). El templo presenta una pronaos y un opistodomos dístilo in antis. La naos tiene una doble fila de columnas que dividen la cella en tres naves. Conservamos poquísimos restos de este templo. Si pudiésemos ver el templo quedaría algo tal que así, clic AQUÍ
Restos del tímpano del Templo de Artemis en Corfú, donde podemos ver una gorgona en el centro
(Autor foto: Dr. K. Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.

Templo de Apolo en Corinto: este templo está fechado en el siglo VI a.C. De entre todos los vistos por ahora es el que mejor se conserva, ya que tiene siete columnas en pie. Es hexástilo y períptero. Tiene dos pronaos dístilas in antis (no tiene opistodomos) y también dos cellas separadas por un muro. Las columnas son monolíticas y con una peculiaridad: tienen plinto, por lo que no se asientan directamente en el estilóbato. Esto es curioso porque como vimos en la entrada anterior el plinto es un elemento del orden jónico y corintio. Es por ello que esto es una muestra de que en arquitectura las influencias entre estilos están presentes. Para ver un plano de la planta del templo haz clic AQUÍ.
Debido al estado de este templo en algunos trozos en el suelo se puede apreciar la eutinteria.
Templo de Apolo en Corinto - Imagen de dominio público

Templo de Apolo en Delfos: está fechado en el siglo VI a.C., localizado a los pies del monte Parnaso, es períptero, con una pronaos y un opistodomos, ambos dístilos in antis. La cella o naos es muy alargada, y está dividida en tres partes o naves debido a dos hileras de columnas que fragmentan el espacio. Se cree que dentro se hallaba el trípode donde se sentaba la sibila, es decir, la persona encargada de dar las profecías a quienes consultaban el oráculo de Delfos. Sin embargo los escritos cristianos de los primeros siglos nos dicen que la sibila entraba en trance cuando respiraba unos efluvios que manaban del suelo. Actualmente del templo solo quedan seis columnas en pie.
Templo de Apolo en Delfos
(Autor foto: Patar knight.  Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.

Templo antiguo de Atenea: está situado en la acrópolis de Atenas, del cual no queda absolutamente nada, a excepción de restos en el suelo y unas esculturas del tímpano del frontón. Era hexástilo, períptero y anfipróstilo. No tiene pronaos, sino que desde las dos entradas que tenía (una en cada fachada) se accedía a dos cellas. Una entrada daba acceso a una cella dedicada a Atenea, la entra entrada daba entrada a una cella que a su vez tenía dos puertas que daban acceso a dos pequeñas cámaras, una pequeña cámara dedicada a Poseidón y otra dedicada a múltiples dioses titulares de la acrópolis. Sobre parte de este templo está levantado el Erecteión posterior de época clásica.
El templo antiguo de Atenea son las ruinas y piedras que vemos en el suelo desperdigadas - Imagen de dominio público.
Esculturas del frontón del Templo antiguo de Atenea. Conservan aún restos de la pintura de las estatuas
(Autor foto: Ricardo André Frantz (User:Tetraktys) - Fuente: wikipedia)

3. Arquitectura arcaica Dórica en la Magna Grecia


Vamos a seguir viendo la misma arquitectura dórica pero en otra región, en la Magna Grecia. ¿Qué es la Magna Grecia? Es el nombre dado en la antigüedad al territorio ocupado por los colonos griegos al sur de la península itálica y la isla de Sicilia. Se le llamó "Magna" porque las ciudades de esta zona llegaron a ser muy prósperas tanto en lo económico como en lo militar, y los monumentos que construyeron deslumbraban en la antigüedad, tanto por su tamaño como por su belleza.
Mapa de la Magna Grecia con las colonias griegas - Imagen de dominio público
(Autor foto: Future Perfect at Sunrise)
Demos paso a los templos. El primero de ellos es el Templo de Hera I, o también conocido como basílica, en la ciudad de Poseidonia (para los romanos era Paestum). Esta ciudad está cerca de la actual Nápoles. De mediados del siglo VI a.C., es un templo eneástilo y períptero de dimensiones gigantescas. Tiene una pronaos de tres columnas in antis, con doble entrada a una cella dividida en dos espacios gracias a una hilera central de columnas que la recorre. Tiene opistodomos.
El equino de las columnas es muy aplastado, y el fuste presenta éntasis muy marcado. Los capiteles de las columnas sobresalen del arquitrabe. Para ver un plano de su planta haz clic AQUÍ.
Templo de Hera en Poseidonia (Paestum)
(Autor foto: Berthold Werner. Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.







Templo de Ceres o Atenea: realmente es el templo de Atenea, pero antes se le conocía con el nombre de Templo de Ceres, puesto que antes de ser excavado se creía firmemente que dicho templo estaba dedicado al dios Ceres. Este templo también está localizado en Poseidonia (Paestum). Está fechado a finales del siglo VI a.C., es hexástilo y períptero. Cumple el canon clásico, ya que es de 6x13 columnas. Tiene un pórtico tetrástilo, que da acceso a una pequeña cella. Para ver una imagen de la planta del templo haz clic AQUÍ.
Templo de Ceres o Atenea en Posidonia (Paestum)(Autor foto: Berthold Werner. Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported license.


























Templo de Herakles (Hércules para los romanos): este templo está en la ciudad de Agrigento, una de las principales ciudades de la isla de Sicilia. Está fechado en el 510 a.C., y de dicho templo se conserva una fila de columnas de uno de sus lados. Es hexástilo y períptero, con pronaos y opistodomos, ambos dístilo in antis. Las columnas en este templo son más esbeltas, más propias de época clásica (también es cierto que está construido prácticamente en época clásica), y tienen un equino más evolucionado, más propio de época clásica que de época arcaica. 
Templo de Herakles o Hércules en Agrigento - Imagen de dominio público


Otro templo que tenemos que mencionar es el Templo F de Selinunte. Selinunte es una ciudad al sur de Sicilia, fundada por colonos de la ciudad de Megara Hiblea (que a su vez era otra colonia). En esta ciudad se construyeron seis templos, que están nombrados en su mayoría por simples letras, ya que se desconoce las deidades a las cuales estaban consagradas. El Templo F era hexástilo y pseudoperíptero, con una cella muy alargada que daba acceso a un adyton. Los intercolumnios estaban cerrados con un muro. Se cree que pudo estar dedicado a un culto mistérico por aquello de quitar la vista al exterior e interior respectivamente. Lo único que se conserva de el son metopas decoradas. 

Templo de Apolo en Siracusa: esta ciudad se localiza en Sicilia, es la actual Ortigia. Era una ciudad muy fortificada tanto por tierra como por mar. De este templo poco se conserva, es del siglo VI a.C., hexástilo y períptero. Tiene una pronaos dístila, una naos con dos hileras de columnas que dividen el espacio interior en tres partes, y consta además de un adyton. 
Templo de Apolo en Siracusa. Lo que queda son restos
(Autor foto:  vic15. Fuente: wikipedia)
This file is licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic license.

4. Arquitectura arcaica Jónica


Dejemos atrás el orden dórico y comencemos con el Jónico. El primer templo que vamos a ver es el Templo de Neandría, excavado por Koldeway en 1889, a unos 50 kilómetros de distancia de la ciudad de Troya. Es un templo totalmente atípico, se levantaba sobre una base elevada, sin gradas ni peristilo, compuesto por un recinto rectangular con pilares en el centro y unos extraños capiteles, que tienen cierto parecidos con los jónicos, de ahí que algunos digan que son protojónicos. Para ver un dibujo retrato del capitel haz clic AQUÍ.
El capitel está formado por un anillo de ojas fuertemente cincelado, encima una moldura convexa y encima dos volutas con espirales que avanzan desde el fuste. Precedente del orden jónico.

Templo de Hera en la ciudad de Samos. Es el templo jónico más antiguo del que tenemos noticia. Realmente son cuatro templos superpuestos a lo largo de un gran período de tiempo. Otros investigadores dicen que no son 4 templos, sino 3 tan solo, y que los restos del considerado cuarto templo son en realidad los cimientos del tercero. Nosotros nos decantamos más por 4 templos. Son:

  1. El primero, más antiguo, está fechado a principios del siglo VII a.C., estaba construido en adobe y madera. Tenía unos 32 metros de cella. Este primer templo era de estilo dórico, y es la primera vez en la que tenemos documentada la existencia de columnas en la cella para el sustento de la techumbre. Era díptero.
  2. El segundo templo está fechado a mitad del siglo VII a.C., y hay poca diferencia con el anterior. 
  3. Este templo es del siglo VI a.C. (aproximadamente del 570-560 a.C.). Conocemos el nombre de sus arquitectos que fueron Roikos y Theodoros. Era un templo díptero, de 100x32 metros, con dos hileras de columnas que dividían la pronaos y cella en tres espacios. Sus columnas tenían una altura de 18 metros. Fue uno de los mayores templos pero por desgracia duró en pie 10 años en su época, destruido por un terremoto. 
  4. Tras la destrucción del anterior el tirano Polícrates financió una nueva construcción. Este era aún más grande, díptero, de 8x24 columnas. Tenía la peculiaridad que la fachada del opistodomos tenía 9 columnas. Su cella alcanzó los 23 metros de longitud. Las vigas que sostenían el templo eran de piedra. Era un templo de dimensiones tan exageradas que nunca pudo acabarse, de hecho su construcción comenzó a mediados del siglo VI a.C., y en el siglo IV a.C. todavía andaba en marcha su construcción. La basa de la columna era complicadísima, tenía un plinto con toros y escocias (algo rarísimo) y a continuación la basa propiamente dicha también tenía a su vez gran número de detalles y de toros alternados con escocias. Actualmente solo queda una columna en pie.  

Templo de Artemis en la ciudad de Éfeso. Hay realmente dos templos. El primero y más antiguo fue costeado por el rey Creso de Lidia. Medía 110 metros de largo por 55 de ancho. Era díptero y octástilo (8x20 columnas). Tenía pronaos, naos y opistodomos. Los arquitectos que lo construyeron fueron Quersifón, Metágenes y Erostato. Data del siglo VI a.C.
¿Qué le ocurrió al templo? Fue destruido por un ciudadano llamado Eratóstenes, quien prendió fuego a las partes de madera del templo, como algunas de las vigas, lo que provocó que se viniese abajo. Simplemente destruyó el templo para alcanzar la fama. Un tribunal lo condenó a que su nombre quedase en el olvido para que de esa forma no pudiese salirse con la suya (obviamente fracasó el tribunal).
Este templo fue considerado una de las siete maravillas de la humanidad en su época. El templo sería reconstruido 200 años después, financiado esta vez por Alejandro Magno en el 323 a.C.. Este segundo era mucho más sofisticado, era prácticamente entero de mármol, las paredes de piedra caliza estucadas en mármol. Al fondo del templo se colocó una imagen de la diosa Artemisa con 20 pechos, símbolo de que era la madre que protegía las generaciones futuras. Esta segunda versión del templo estaba llena de retratos de Alejandro Magno pintados por el gran pintor de la antigüedad (Apeles), estatuas de Praxíteles y muchos más artistas de renombre. Este segundo templo aguantó en pie hasta el año 268 d.C., cuando los godos saquearon la ciudad y derribaron el templo por completo. Por último el templo sirvió de cantera en época de Constantino para la construcción de una iglesia. Actualmente no queda prácticamente nada, y en dos excavaciones que se hicieron aparecieron escasísimos restos.

Tesoro de los Sifnios en Delfos. Los tesoros eran edificios destinados a guardar las ofrendas que hacían los fieles, por lo que realmente no es un templo. Era un pequeño tesoro dístilo, con una pronaos y una cella. Sus dos columnas no eran columnas sino que eran cariátides (esculturas femeninas que sirven de columnas). Sifnos era una pequeña isla de las Cícladas, que a pesar de su ridículo tamaño se enriqueció gracias a unas minas de plata.

Pues eso es todo por hoy. El próximo día comenzaremos a explicar la escultura arcaica.

¡Feliz Sábado!  - Hacer historia, aprehender la historia, aprendes la historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario